Fecundación in Vitro


La fecundacìón in vitro, también conocida como FIV, es una técnica utilizada en el campo de la fecundación artificial. Implica la fecundación del óvulo in vitro, seguida por la transferencia del embrión en el útero de la mujer para que desarrolle de forma natural.

Esta técnica fue experimentada con éxito por primera vez en 1978 en Londres, Reino Unido, con el nacimiento de Louise Brown.

Este procedimiento conlleva también algunos riesgos: aunque la probabilidad sea muy escasa, se puede incurrir en contraindicaciones, especialmente durante la fase de estimulación hormonal, como vértigos, náusea, diarrea y dolor abdominal.

¿Cuáles son las fases de la fecundación in vitro?

El procedimiento de la fecundación in vitro se puede subdividir principalmente en las siguientes fases.

La primera fase prevé la suministración de medicamentos a la mujer para estimular su hiperovulación.

Gracias al constante seguimiento, luego será posible determinar el período más adecuado para extraer los ovocitos madurados.

Luego se seleccionan los óvulos considerados los más idóneos, que serán puestos en un contenedor junto con el semen masculino, a la espera de que los espermatozoides penetre en el ovocito.

Una vez madurado, el embrión es transferido al útero de la mujer a través de la vagina antes de 72 horas.

links